¿Cómo “curar” contenido correctamente?

1869

Artículo escrito por Emanuel Olivier Peralta – CEO DE Genwords

La curación de contenidos es lo que habitualmente puede hacer una agencia de Marketing de Contenidos; y es que a veces esta acción se vuelve necesaria para mantener a una marca actualizada. 

Somos humanos, y crear un contenido nuevo cada día se vuelve engorroso además de agotador. Por otro lado, las necesidades y deseos de tus Buyer Personas también cambian a diario, por lo que no es tan sencillo mantenerse en el carril.

Además, no es un secreto para nadie que estamos en la era de los consumidores de contenido, personas que desean información relevante y la quieren ahora mismo; cosa que debes darles si no quieres que se los lleve la competencia.

Una solución factible y razonable para esto es la acción de curar contenido. Este  término no resultará extraño a quienes ya tienen un tiempo en el mundo del Marketing Digital o al menos se encuentran relacionados con esta área.

Curar contenido no tiene nada que ver con robar ideas de otras marcas o sitios web para publicar información en tu blog o redes sociales, ¡para nada! La curación de contenido no es lo mismo que el plagio.

Esto es precisamente lo que muchas compañías no entienden y caen el error de llevarse el crédito de otras marcas pertenecientes a la industria, arriesgando con esto su reputación online.

Una forma de maximizar tus esfuerzos en Marketing y llegar a ser una verdadera autoridad dentro del sector al que pertenece tu marca e industria es curar contenido correctamente. Sin duda, estas se cuentan entre sus funciones y beneficios.

Si no eres un experto en el tema o es la primera vez que escuchas sobre esta práctica, esta es la definición más clara de curación de contenido. La curación de contenido es la presentación de información relevante para la audiencia, y se basa en la recopilación de datos que ya están presentes en Internet con un alto nivel de calidad.

Es básico entender que el contenido que se seleccione para curar debe publicarse bajo los parámetros y estándares en los que se encuentra tu contenido original en tus redes sociales o blog.

La idea es que aproveches este contenido que has encontrado para imprimirle tu marca personal que debe ser única, y hacerlo incluso más relevante. Así que, ¿quieres descubrir cómo curar contenido correctamente?

Elige contenido relevante para tu audiencia

Para hacer esto, primero debes conocer a la perfección a tu audiencia, pues de nada sirve que publiques el contenido más cuidado y que sea alucinante para ti si este no representa nada para tu público.

Debes obtener la información que verdaderamente cubra las necesidades de tus Buyer Personas, o de lo contrario estarás perdiendo el tiempo. No es necesario que selecciones todo lo que encuentres en Internet, solo aquel contenido que será de real interés para tu audiencia y que los ayudará a resolver algo.

Por ejemplo, si necesitas escribir sobre los beneficios de la medicina natural, no necesitas hacer una búsqueda general sobre sus orígenes y otras cosas si eso no va a ser del interés de tus lectores.

Filtra los datos

Así como seleccionas qué contenido es el que conviene a tu marca, debes filtrar la información que has elegido para así solo destacar aquellos datos que le serán de utilidad a tu audiencia.

Si quieres ofrecerle un contenido de calidad a tus usuarios, debes hacerte las preguntas que ellos se hacen y responderlas dentro del contenido en sí, para que no quede lugar a dudas y regresen por más.

Así es como poco a poco comenzarán a confiar en ti, a la vez que vuelven por más información o recomiendan lo que han leído.

Coloca en orden la información que has filtrado

Para que se te haga más sencillo redactar el contenido a partir del que has seleccionado en Internet para curarlo, coloca en orden los datos que has encontrado.

Por ejemplo, con el mismo tema de los beneficios de la medicina natural, podrías ordenar los datos en:

  • Los mejores tratamientos.
  • Razones para hacer tratamiento de medicina natural.
  • Ventajas.
  • Casos de éxito.

Estos entre muchos otros que pudiste haber encontrado; la idea es que no se te escape nada y respondas todas las dudas de tu audiencia.

Agrega información de utilidad

Hay muchas cosas que pueden diferenciar a un artículo de un gran artículo, y si estás curando contenido es importante que a tu información le agregues el toque personal que solo tu marca puede tener.

Puedes agregar cifras actualizadas, links, videos, experiencias personales, un título más atractivo que el del contenido que revisaste… Haz que tu artículo sea un storytelling o la narración de una historia, ¡la creatividad no tiene límites acá!

Quizá sabes algo sobre tu audiencia que nadie más sabe, ¡añade lo que les resulte de valor y ganarás!

Haz una difusión de este novedoso contenido

Este es el momento de integrar este contenido que has curado a tu estrategia, así que dale la importancia que merece para que pueda ser visto, sin dejar de lado todo lo que tiene que ver con SEO.

Aprovecha las redes sociales, tus newsletters, tu página web, entre otros lugares para hacer que tu audiencia sepa que has actualizado tu contenido y que no se lo pueden perder.

En conclusión, no se trata de copiar, sino de tener el suficiente ingenio como para ofrecer un contenido que tal vez ya está en la web, pero este próximo es mucho mejor, más completo, y cubre las necesidades de los usuarios.


SUSCRÍBETE a InfoMarketing y entérate de las últimas noticias sobre marketing y publicidad. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2LJxxjh

Comentarios