El marketing sensorial de Coca-Cola

7342

Por Pablo Mercado (México) – Especialista en marketing sensorial y editor en Informa BTL

Los rumores dicen que únicamente dos personas en el mundo conocen dicha fórmula. Mismos que no pueden viajar juntos para no arriesgarse a tener un accidente y perderla definitivamente.

cocaCola1
Lo cierto es que aún teniendo en nuestro poder la receta original del jarabe de Coca Cola no podríamos crear una marca tan poderosa. Esto debido a que no contamos con los impresionantes canales de distribución de la compañía y con la increíble estrategia de marketing sensorial y emocional que lleva acabo desde hace varios años.

Todos sabemos que Coca Cola no nos vende un refresco, nos vende emociones, familia, amistad y diversión.

Pero, ¿cómo ha logrado ser una marca líder en 200 países del mundo durante más de un siglo y vender más de 1,900 millones de bebidas al día?

Todo se debe a una muy bien elaborada estrategia de Marketing Sensorial
Vista: En 1891 se fundó The Coca Cola Company y junto a la marca se creo el famoso logotipo. Mismo que no ha sufrido casi ningún cambio desde su origen. Lo cuál nos enseña que lo que se hace bien no se tiene que volver a hacer. Uno puede ver un simple pedazo del logotipo y reconocerlo como parte de la marca.
Los materiales gráficos de Coca Cola están muy bien pensados, a tal grado que los mercadologos de Coca Cola afirman conocer el modelo exacto de burbujas que deben poner en cada material visual para despertar nuestra ansiedad y antojarnos una Coca Cola.

Olfato: El sutil aroma característico que se percibe al destapar una lata o botella es inconfundible.

Gusto: Aunque han surgido muchas marcas de refrescos de Cola, ninguna ha podido igualar el peculiar sabor de una Coca Cola.

Oído: La marca esta tan bien posicionada sensorialmente que si escuchamos el sonido del destapar de una botella y el líquido vertiéndose en un vaso con hielos en cuestión de segundos pensamos en una Coca Cola.

Tacto: En 1915 se llevó a cabo un concurso para diseñar la botella. El requisito, el diseñar una botella que aún rompiéndose en mil pedazos uno pudiera reconocer cada pedazo como parte de la famosa botella. El resultado, la botella “Contour” diseñada por Alexander Samuelson. Misma que un siglo después sigue siendo un icono de la marca.

Cuando una marca utiliza más de dos sentidos en su estrategia se vuelve poderosa, pero cuando una marca domina los cinco sentidos en su estrategia se convierte en la marca más poderosa del mundo.

Fuente: Informa BTL

Comentarios