Las promociones pueden deteriorar la experiencia de marca

1837

Por Elizabeth Peniche – Head of Marketing en T-Systems México

A todos nos encantan las promociones y muchas veces hasta las estamos esperando con ansias para poder aprovecharlas, sin duda son una herramienta fundamental en la estrategia de un mercadólogo. Son parte de las 4P´s de la mercadotecnia.

Sólo que hay que tener muy en cuenta que si están mal planeadas o mal ejecutadas pueden afectar profundamente la marca.

Primero definamos que es una promoción; “las promociones en ventas son el conjunto de actividades de marketing orientadas a despegar las ventas de un producto o servicio. Por lo general, incrementan los niveles de ventas durante el tiempo en que están activas y si bien una vez que la promoción termina las ventas caen, en el terreno estable se mantienen más altas que en el periodo anterior a la promoción.” The Economic Times.
 

Las marcas o las empresas creamos promociones por varios factores, para darla a conocer, para posicionarla, para incrementar las ventas o atraer nuevos clientes entre otros. Por la razón que sea esta; debemos de planear bien y de ser bien claros hacia los consumidores ya que muchas veces la falta de claridad en los términos y condiciones o por la mala planeación se ve afectada la marca.

Por lo tanto aquí les dejo 3 recomendaciones para evitar que esto pase:

1.- Planearlas estratégicamente. 
Definir objetivos a corto y mediano plazo de la promoción así como también no generarla como medida de desesperación por generar más ventas. Se debe de tener en cuenta el alcance y la forma no saturar al mercado de muchas promociones porque luego entonces pierden el sentido.

2.- Fácil de explicar y fijar la duración. 
Si la promoción no la puedes explicar en menos de dos líneas; entonces tu promoción será compleja de entender para los consumidores, evitar confusiones dentro de los beneficios y muy importante definir el tiempo de validez. Muchas veces nos ha pasado a nosotros como consumidores que te explican la promoción y no la entiendes.
Entre mayor claridad y simplicidad, mayor será el impacto y la efectividad.

3.- Evitar términos complejos en las letras chiquitas de términos y condiciones. 
Sé que puede sonar complejo y casi imposible; sobre todo para nuestro departamento legal, ya que es muy importante definir la parte de los términos y condiciones. Sin embargo uno como mercadólogo se tiene que poner también del lado del consumidor y pensar si a uno le gustaría tener que leer tres páginas de términos y condiciones para poder entender que aplica y que no aplica y muchas veces ya cuando adquiriste la promoción y vas a hacer alguna reclamación te dicen mire es que aquí dice en la letras chiquitas que no aplica para X o Y; eso a mí en lo personal como consumidor me pone de muy mal humor y me genera una mala experiencia.

Las acciones de marketing como las promociones pueden tener un impacto fuerte y definitivo en la experiencia de marca, por tal motivo no es algo que deba tomarse a la ligera.

Comentarios