Las subculturas como fuente de oportunidades de negocios

3233

Por Alejandro Perea –  Sub Gerente de Investigación de Mercados y Desarrollo de Negocios de Química Suiza

La forma más común de descubrir estas oportunidades de negocio se basa en lo que llamo el “enfoque de categoría”. Para este enfoque, una nueva oportunidad de negocios es igual a una nueva categoría de productos o servicios. Es decir, se parte de un entendimiento de un target previamente definido y se analiza qué necesidades de este target están desatendidas o se pueden satisfacer de una mejor manera.

Por ejemplo, en el mundo de las amas de casas muchas marcas han identificado la necesidad del ahorro de tiempo sin sacrificar calidad. La respuesta a esta necesidad ha generado nuevas oportunidades / categorías como los quitamanchas para el lavado de ropa o las sopas y cremas en sobre.

Sin embargo, una forma alternativa de identificar oportunidades es lo que llamo el “enfoque de segmentación”. En este enfoque, una nueva oportunidad de negocios es igual a un nuevo segmento de mercado. Es decir, la oportunidad no radica en “crear” nuevas categorías sino en adaptar categorías ya existentes a las peculiaridades de “nuevos” segmentos de mercado. Y es aquí donde entra la utilidad de las subculturas como una fuente ideal para identificar estos “nuevos” segmentos.  Decimos que el concepto de subcultura es ideal para este fin porque es un tipo de segmentación poco usado en nuestro medio.

Una subcultura es un grupo cuyos integrantes comparten creencias, valores y formas de expresión simbólica que los distinguen de los demás miembros de la cultura dominante, aunque participen de ella. En ese sentido, hay subculturas en función a la orientación sexual, a las creencias religiosas o al origen étnico por mencionar algunos ejemplos. Lo que hay que considerar es que muchas de estas subculturas son segmentos desatendidos en la medida que no hay marcas que generen una oferta dirigida a ellos pese a su tamaño y potencial de negocios.

Comentarios