¿Qué tienen en común la Publicidad y la Comunicación Interna?

2233

Por Cynthia Alaluna (Perú) – Coordinadora Global de Comunicación Interna en AJE.

Recuerdo exactamente mi primer día de trabajo cuando me incorporé al mundo de la Comunicación Interna. Venía con una formación íntegramente en Publicidad. Sin duda, fue un gran reto que afronté con mucho miedo, pero con bastante ilusión por descubrir y sumergirme en ese mundo tan maravilloso de la comunicación organizacional. Sabía que iba a costar, pero nunca me imaginé que era un mundo que ya conocía.

publ

Si eres publicista y estás empezando a trabajar en este campo, comparto contigo cinco grandes lecciones que, hasta el día de hoy, me han servido al momento de crear una estrategia de comunicación interna.

  1. Si no conocemos la necesidad de nuestro público objetivo, nuestra estrategia no sirve.
    Lo primero que debes saber es que, así como en la Publicidad, también existe un público objetivo, mercado meta o target en cualquier tipo de organización. A ellos se les conoce con el nombre de colaboradores o empleados, quienes pueden estar segmentados por puestos, tales como administrativos, operarios, fuerza de ventas, entre una gama inmensa de posibilidades en tanto empresas existen.

    Asimismo, es importante conocer todas las características y/o peculiaridades de las personas a quienes vas a comunicar día a día. Puedes hacer un rápido estudio y mapeo con solo obtener la base de datos y, de acuerdo a sus edades, tener el perfil generacional a cuál pertenecen (por ejemplo: millennials, Generación X, Y) y a partir de ahí identificar sus principales necesidades, expectativas y deseos.

    Con toda esa información, tu alma publicista te ayudará rápidamente a encontrar esos puntos claves para lograr conectar con ellos de manera emocional. Para ti, ¡pan comido!

  1. El emisor debe ser una persona creíble, humilde y honesta.
    Cuando buscamos un producto, no solo nos aseguramos que sea un producto de calidad, ya que asumimos que éste es así por defecto. Entonces, iniciamos la búsqueda por algo más, algo diferente y único, que nos transmita la confianza y la seguridad que no nos hará daño.

    Lo mismo ocurre en una empresa, la gente no solo abre y lee los correos electrónicos, también se fija en quién lo mandó y si alguna vez esta persona o área los defraudó sobre alguna promesa no cumplida. Antes de comunicar, asegúrate que sea una comunicación honesta, que se va a cumplir y que no haya tenido antecedentes de “no cumplimiento” en la organización.

    Recuerda que un publicista se debe a su ética y fiel a ello debe actuar siempre con verdad y transparencia.

  1. No buscamos informar, sino comunicar.
    Aún seguimos confundiendo que informar es lo mismo que comunicar. Cuando tú informas, solo existe un emisor y un mensaje, no esperas comentarios u opiniones de regreso porque tu único fin es que la gente lea y haga caso a tu mensaje.

    Muy por el contrario, la comunicación siempre espera un feedback o retroalimentación sobre el mensaje enviado, espera que el colaborador interiorice el mensaje, lo comprenda y reaccione positivamente frente a él.

    Recuerda que la comunicación debe ser bidireccional, es vital conocer qué piensan nuestros colaboradores, qué información necesitan saber, qué sienten respecto a la empresa. Sin esos conocimientos estaríamos trabajando a ciegas.

  1. Lo visual es tan importante como el contenido.
    No solo basta comunicar con claridad, con los mensajes o palabras adecuadas, también importa mucho cómo comunicarás el mensaje: los colores, los gráficos, las imágenes, etc. Todo es un conjunto para generar impacto y lograr que el mensaje llame la atención.

    Solo tenemos segundos valiosos para lograr que “algo en la comunicación” capte rápidamente la atención de nuestro colaborador y lo invite a descubrir qué dice la gráfica. Recuerda que todo entra por los ojos, y que una identidad gráfica potente crea posicionamiento tanto interno como externo.

    Sin duda, es aquí donde tu publicista interior debe hacer la diferencia, cuentas con creatividad, estilo e innovación. ¿Qué podría fallar?

  1. Más experiencias, menos correos electrónicos
    Entonces, ¿Qué rol juega la Publicidad en la Comunicación Interna? ¿Significan lo mismo? ¿Un publicista puede asumir el reto de hacer comunicación interna? ¡Yo estoy segura que ¡sí! ¿Tú?

 

Comentarios