Impacto Positivo: la importancia de incorporar prácticas de compras sostenibles

773

Lima, 15 de abril de 2024.-En un mundo donde cada compra cuenta, explorar prácticas sostenibles es esencial para un futuro más verde y equitativo. Además, estas prácticas no solo benefician al medio ambiente y a las comunidades, sino que también fortalecen la imagen corporativa de las empresas gracias a sus buenas prácticas.

Entrevistamos a Wendy Rojas, directora ejecutiva de Impacto Positivo, quién destaca la importancia de las compras sostenibles en las empresas, cómo esto mejora la imagen corporativa y aborda el origen del Modelo CRIS (Compras Responsables con Impacto Sostenible).

¿Cuál es la importancia de incorporar prácticas de compras sostenibles dentro de una empresa?

La incorporación de prácticas de sostenibilidad dentro del proceso de compras es una decisión que no solo es responsable, sino también es estratégica. Al adoptar un modelo de compras sostenibles, las empresas pueden integrar los aspectos Ambientales, Sociales y de Gobernanza (ASG) en su sistema de compras, y potenciar la gestión de sus proveedores. Además, permite contribuir significativamente a la reducción de los impactos negativos en el entorno, generando así beneficios tanto para la organización como para la sociedad en su conjunto.

Es fundamental entender que las compras sostenibles no son simplemente una tendencia, sino una acción ante el panorama actual, donde los estándares y normativas para las empresas son cada vez más exigentes, y la sostenibilidad, valores esenciales para el éxito a largo plazo.

¿De qué manera la adopción de políticas de compras sostenibles puede fortalecer la imagen corporativa de una empresa?

Una empresa fortalece su imagen y reputación corporativa en la medida que logre generar un círculo virtuoso en todos los ámbitos de la sostenibilidad y de la mano con todos sus grupos de interés. Es decir, una empresa se hace más atractiva cuando los colaboradores están motivados; los clientes, satisfechos con los productos o servicios; los accionistas, contentos por los resultados; y los proveedores, fidelizados.

En ese sentido, a través de la adopción de un modelo de compras, las organizaciones pueden fortalecer las relaciones con sus proveedores, brindándoles la oportunidad de ser más competitivos y lograr relaciones comerciales más sólidas.

¿Cuál fue el origen y la motivación detrás del desarrollo del Modelo CRIS (Compras Responsables con Impacto Sostenible)?

Actualmente, muchas organizaciones trabajan y comunican sus iniciativas de sostenibilidad, a nivel de talento, estrategias, procesos, entre otros aspectos. Sin embargo, bajo una visión más holística, ¿nuestras empresas son realmente sostenibles si nuestros proveedores no lo son? En los 20 años que llevo trabajando temas de sostenibilidad, he podido conocer el rol fundamental que juega la cadena de suministro en la continuidad de las corporaciones. Los proveedores son también aliados estratégicos, y son igual de importantes para lograr que toda la cadena de valor de una empresa sea sostenible.

Es con esta visión que nace CRIS, el primer modelo peruano que permite integrar los ASG en el proceso de compras, mitigar los riesgos de la cadena de suministro, y generar planes de mejora que potencien la gestión sostenible con los proveedores. Estamos seguros que, a través de nuestra metodología, las áreas de compras tendrán la capacidad de transformarse en un motor de cambio para las organizaciones que apuesten por la sostenibilidad.

¿Cuáles objetivos primordiales persigue el Modelo CRIS en el proceso de compras empresariales y cómo promueve la gestión sostenible en la relación con los proveedores?

CRIS consta de 5 fases, cada uno con un objetivo principal que nos ayuda a alcanzar el propósito del modelo: lograr que los proveedores sean más competitivos. En la primera fase, buscamos determinar la línea base para las empresas de acuerdo a la norma ISO 20400, y las brechas de sus proveedores, en materia de Gestión Empresarial y ASG.

En la segunda fase, identificamos los riesgos de la cadena de suministro, así como también recategorizamos a sus proveedores de acuerdo a su nivel de criticidad, monto facturado y periodicidad de compra. En la tercera fase, definimos los criterios ASG acotados a la realidad y capacidad de los proveedores de la organización; mientras que, en la cuarta fase, se procede con la normalización y estandarización de los criterios ASG en todo el proceso de compras, desde la selección hasta la homologación.

Finalmente, la quinta fase de CRIS incluye la generación e implementación de los planes de desarrollo para los proveedores, con el objetivo de reducir las brechas detectadas inicialmente, y así aumentar las capacidades de las empresas.

Recientemente, Austral Group, una de las pesqueras pioneras en integrar CRIS en sus sistema de compras, se convirtió en la primera empresa latinoamericana en obtener la certificación de la Estrategia de Compras Sostenibles basada en la ISO 20400, otorgada por AENOR. Gracias a la implementación del modelo, la pesquera logró identificar las brechas y los riesgos de la cadena de suministro, insumos claves que les permitirá implementar un plan de desarrollo dirigido a sus más de 200 proveedores y armadores estratégicos, permitiéndoles así contribuir con la mejora de sus operaciones y a la competitividad de las Mypes del sector industrial y pesquero.


SUSCRÍBETE a InfoMarketing y entérate de las últimas noticias sobre marketing y publicidad. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2LJxxjh 

Comentarios