El Customer Marketer está en auge

891

El veloz avance de la tecnología ha convertido a los consumidores en una fuente voraz de mensajes y en un elemento muy importante en lo que a la suerte de los productos se refiere. Las empresas saben que ya no tienen el mismo control sobre los consumidores y por ello empieza a ser más frecuente una nueva figura en el mundo del marketing, el Customer Marketer

red-hands-woman-creative-medium-edited

Los consumidores, a través de las redes sociales pueden galardonar o destrozar en cuestión de minutos a cualquier producto a través de sus pantallas. Esto ha sido clave para que las marcas empiecen a destinar recursos y personal a potenciar el papel de los consumidores dentro de su estrategia de marketing y es que la idea es favorecer a que sean los mismos consumidores quienes vendan el producto. Actualmente, varias empresas ya cuentan con profesionales encargados en desarrollar esta área, ellos son los denominados customer marketer o también conocidos como los marketeros del consumidor.

Los customer marketer tienen como objetivo que la felicidad de los consumidores se convierta en un crédito para la empresa. Estos trabajadores tendrán que moverse en diferentes áreas que tienen como común denominador al cliente. Entre sus funciones están las de gestionar las referencias online, posicionar la marca en Internet y también crear grupos y eventos de consumidores, aquí deben trabajar sobre todo en la experiencia del cliente, quienes son los que crean programas de fidelización.

Este trabajo no es simple, gestionar las opiniones de los consumidores no es tarea fácil ya que los profesionales no solo deben que enfrentarse a retos inherentes, sino que también tienen que posicionarse para obtener buenos resultados. El entorno en que se mueven es muy cambiante y no resulta fácil controlarlo. Esto significa que es muy difícil medir los resultados de su trabajo. Más complicado supone la demostración de cómo están convirtiendo lo que están haciendo en valor. Por otro lado, hay que añadir que los recursos con los que suelen disponer son muy limitados, y, además, deben jugar en un campo en donde hay múltiples jugadores.

Ahora es el momento en que las empresas deben luchar para dejar a un lado el marketing obsoleto y hacer comprender a sus trabajadores que ahora más que nunca el consumidor se ha convertido en el rey, ellos ahora son lo que producen los contenidos críticos y son independientes cuando se trata de elegir si quieren hacerle caso a una marca o no.

Comentarios