El impacto del canal tradicional en la economía peruana

6245

Con el paso del tiempo el canal moderno se va afianzando en el Perú cada vez más con el formato de los supermercados, sin embargo, el comercio tradicional continúa compitiendo para no perder su lugar en el terreno de juego. En muchos casos, replanteando sus ofertas para hacerle frente al crecimiento imparable de la modernidad. Y es que los datos obtenidos de un reciente estudio dieron a conocer que en el 2013 había 414 mil bodegas en todo el país, y 113 mil distribuidas en todo Lima Metropolitana. Solo una de ellas puede llegar a facturar S/. 11,939 al mes.

bodega

El estudio llevado a cabo por MDAPERU (Mecanismos de desarrollo alternos), estuvo basado en el análisis de 300 bodegas distribuidas en cada zona de Lima.

Los datos arrojados revelaron que la mayor concentración de bodegas de la capital se encuentra en Lima Norte con el 43%, es decir, unas 48,812 unidades. Mientras que en Lima Sur, el número de establecimientos del canal tradicional habría descendiendo pasando de 42% a 31,7%. Sin embargo, en Lima Este, las bodegas habrían crecido hasta un 20,8%. Por otro lado, en los sectores residenciales y centrales el canal tradicional también habría experimentado un crecimiento ya que actualmente existen unas 6,957 bodegas.

tabla3

Lo cierto es que en Lima Metropolitana existen 78 personas por cada bodega. Aunque, según la investigación, hay áreas de Lima donde existe una mayor cantidad de personas por cada bodega como en Lima Centro Medio (176 personas) o Lima Este (106 personas), lo que significa que esos locales tienen mayor clientela potencial. Por el contrario, hay otras zonas de la capital donde existe una menor cantidad de personas por bodega como Lima Norte (52 personas), o Lima Sur (77 personas), lo que supone una saturación de bodegas y, por lo tanto, hay menor clientela potencial.

Cliente y gasto de los clientes
En tanto, el estudio especifica cuánto gasta un peruano en el canal tradicional. Las familias peruanas gastan en alimentos y bienes de cuidado personal fundamentalmente en los mercados (46%) de sus ingresos y 22,3% lo gastan en las bodegas. En el caso de Lima, las familias disponen una proporción mayor de sus ingresos en los mercados (57%) y una menor proporción de sus gastos lo hacen en las bodegas (11,3%). Es importante resaltar que las familias han limitado sus compras en bodegas de 16% de sus ingresos en el 2010 a 11,3% en el 2014.

tabla2

En cuanto a la afluencia de clientes, la investigación señala que esta varía dependiendo de la ubicación de cada bodega. Por ejemplo, en Lima Centro Medio y Lima Centro reciben alrededor de 51,3 y 49 clientes al día, mientras que las bodegas de Lima Sur registran una media de 25 clientes diarios.

Los viernes y sábados (45,7) y domingos (42,3) son los días que registran más consumidores. Siendo el cliente del domingo el que más gasta en cada visita, una media de S/. 14,2.

Durante los días de semana (lunes- jueves) reciben en promedio menos clientes (38,4) y el ticket promedio de cada usuario es menos a S/. 6,9 soles. Esto está asociado a que en los días de semana se hacen pequeñas compras, rápidas o de emergencia, generalmente de amas de casa y jóvenes.

Ingresos
Las bodegas de Lima Metropolitana facturan al día un ingreso bruto de S/. 398. Aunque una vez más, esta cifra varía dependiendo de la ubicación de cada bodega.

tabla1

El ingreso promedio mensual de la bodega en lima metropolitana es de 11,939. En Lima Centro Medio los ingresos brutos mensuales de las bodegas son superiores a todas las otras limas, mientras que Lima Norte y Sur tienen los menores ingresos brutos

En cuanto al ingreso neto mensual de un bodeguero, el estudio establece que un bodeguero percibe al mes unos S/. 7,704.

En cuanto a las perspectivas de ventas de este año respecto al anterior, los bodegueros encuestados afirmaron que no se presentan tan alentadores. El 36,7% piensa que sus ventas han disminuido o se ha mantenido igual. Sin embargo, el optimismo o pesimismo varía dependiendo de cada Lima. Los bodegueros de Lima Centro y Medio opinan que sus ventas han aumentado, por el contrario, los de Lima Sur y Centro consideran que han disminuido. Una percepción que iría acorde a la desaceleración del sector comercio.

Comentarios