¿Error en los Oscars o estrategia de marketing?

3407

El Oscar de Mejor Película en la ceremonia de la los 89 Premios de la Academia puede caer como uno de los errores más grandes en la historia de la televisión en vivo o quizás uno de los mejores trucos de marketing.

 

Cuando Warren Beatty y Faye Dunaway entregaron el Oscar de Mejor Película, se les dio el sobre equivocado, anunciando “La La Land” en lugar de “Moonlight”. A medida que el caos se producía en el escenario entre los dos modelos y en las redes sociales, expertos en marcas vieron algo diferente.

“Esto fue claramente un evento planificado, no un accidente. Si nos fijamos en el panorama general, esto es sacado de las páginas de las tácticas de los medios en año electoral, diseñadas para impulsar el rating de los Oscars, nada más”, afirmó Rob Frankel, estratega de marca en Frankel & Anderson.

A pesar de las alegaciones de Frankel, PricewaterhouseCoopers (PWC), la firma de contabilidad que viene supervisando el conteo de los votos al Oscar por 83 años, tomó abiertamente la culpa, diciendo en un comunicado que “actualmente estamos investigando cómo pudo haber sucedido y lamentamos profundamente que esto haya ocurrido. Aún así, cualquier resultado no borrará el momento”.

Lo cierto es que 34,43 millones de espectadores fueron testigos del error en la cadena ABC de Disney, de acuerdo con los primeros números de Nielsen, y ese número podría aumentar en los accesos de vídeo adicionales como un frenesí de los medios.

“Ahora verás un montón de memes, junto con los monólogos nocturnos de comedia, y todos tendrán sus 15 minutos de fama mediática. El próximo año, se espera un mejor rating de los Oscars, porque la gente ama estos ‘errores’ y existirá la esperanza de ver otro”, añade Frankel.

Según Nielsen, el rating de los Oscars ha venido en declive en sus últimas entregas. El año pasado, 34,3 millones de televidentes lo sintonizaron, por debajo de 37,3 en 2015 y 43,7 millones en 2014. Sin embargo, estos errores no siempre logran lo esperado.

En diciembre del 2015, todos recordamos que durante el concurso de Miss Universo coronaron inadvertidamente a Miss Colombia, Ariadna Gutiérrez-Arévalo, como la ganadora en lugar de la señorita Filipinas, Pia Alonzo Wurztbach. Al año siguiente volvieron a elegir al mismo conductor, Steve Harvey, sin embargo el desfile no logró el incremento de rating esperado. 

Por otro lado, Bruce Turkel, Director General de Turkel Brands, dice que el incidente de los Oscars fue solo un “gran ejemplo de poca atención al detalle” en lugar de un truco planeado y que probablemente no afecte la marca de nadie a largo plazo.

¿Usted qué opina? ¿fue un error o una jugada de marketing?

Comentarios