Estrategias efectivas para asegurar la fidelidad de tus clientes

1750

Lima, 2 de febrero de 2024.–Retener a los clientes supera en valor a la captación de nuevos. La fidelización del consumidor ha evolucionado más allá de la simple recurrencia a la compra, incorporando aspectos como la admiración y la identificación con los valores de la marca.

Un claro ejemplo de esto es Apple, que cuenta con numerosos clientes leales que adquieren sus productos de manera anticipada y aguardan en filas para ser los primeros en poseerlos. Marcas como TOMS buscan la lealtad a través de causas sociales y ambientales, mientras que otras, como Starbucks, se centran en la practicidad y conveniencia.

No obstante, la realidad actual indica que retener a los usuarios se vuelve cada vez más desafiante debido a la competencia y las constantes ofertas de precios. Por ende, las marcas deben encontrar formas de agregar valor a sus programas de fidelización para inspirar la lealtad de los clientes.

Aunque el 75% de los lectores cree que las compañías aún no dominan la fidelización de clientes, es crucial entender que los métodos tradicionales ya no son suficientes. Las empresas deben evolucionar y orientar sus políticas de fidelización hacia el cliente, pensando en la “cuota de consumidor” en lugar de la “cuota de mercado”.

Para profesionalizar esta gestión, se deben considerar estrategias a medio y largo plazo, mantener una base de datos actualizada, definir claramente el contenido del programa, aportar valor añadido al producto, interactuar continuamente con el usuario y convertirlos en auténticos seguidores de la marca. Aspectos clave incluyen:

  1. Conoce a tu cliente.
  2. Ofrece un servicio excepcional.
  3. Crea una experiencia única.
  4. Mantén una comunicación continua.
  5. Ofrece promociones y descuentos exclusivos.
  6. Haz que se sientan especiales.
  7. Utiliza las redes sociales.
  8. Crea un programa de lealtad.
  9. Sé transparente.
  10. Escucha y actúa.

La clave para fidelizar a un cliente radica en emocionarlo. Esto implica ofrecer una experiencia memorable y significativa, no solo vinculada al producto o servicio, sino también al trato personalizado y la atención al cliente. El vendedor debe ser recordado como alguien que generó emociones especiales, similar a un primer beso. La emoción es lo que arraiga en la memoria del cliente su experiencia con la empresa, llevándolo finalmente a ser fiel a ella.


SUSCRÍBETE a InfoMarketing y entérate de las últimas noticias sobre marketing y publicidad. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2LJxxjh 

Comentarios