Sprite anuncia el cambio de su botella a una transparente más fácil de reciclar

204

El nuevo posicionamiento global de Sprite viene acompañado de un cambio audaz en la identidad visual en los envases y en la imagen de la marca. Asimismo, el empaque transparente refuerza esta renovación enmarcada en los compromisos de sostenibilidad de la compañía Coca-Cola, cuyo objetivo es promover un Mundo Sin Residuos.

Con un renovado sistema de identidad visual que expresa modernidad y el cambio de la icónica botella verde a una transparente, que hace más sencillo el proceso de reciclaje por la transformación de los envases, Sprite ha decidido dar un paso adelante en su gestión como marca para comunicar su nueva imagen y alinearse a los compromisos de la compañía por reciclar el 100% de sus envases para el año 2030.

En referencia al cambio de identidad visual, esta se puede apreciar en las actualizaciones de la imagen de la marca. Con una expresión claramente audaz y moderna, la nueva botella emplea el icónico y rediseñado Sprite Spark como un ícono característico; a su vez también comprende su distintiva etiqueta verde, con un nuevo uso, y a gran escala el logo en blanco.

Asimismo, para la construcción de este posicionamiento, Sprite contará con diversas acciones que incluyen a recicladores locales, experiencias de recolección con públicos claves, entre otras actividades para crear conciencia sobre el proceso de reciclaje con el fin de que las personas puedan ser parte de este cambio en favor de la sostenibilidad.

Transparente es el nuevo verde

Bajo este concepto se inició el cambio de la botella verde por una transparente, la cual garantiza que el procedimiento de reciclaje sea más fácil ya que, a diferencia del PET verde, los nuevos empaques transparentes pueden reutilizarse en plásticos de alto valor y convertirse de manera más simple en una nueva botella o tener otros usos. Cuando el plástico se recolecta, este debe separarse tanto por color como por tipo; al eliminar las botellas verdes, se reduce el proceso de clasificación y de reciclaje a lo largo de toda la cadena de valor.

Este cambio a empaque transparente respalda la iniciativa global de la compañía Coca-Cola de trabajar por un Mundo Sin Residuos. En 2018, Coca-Cola se comprometió a recuperar el equivalente al 100% de los empaques que pone en el mercado para 2030, así como a lograr que el 100% de sus envases sean reciclables y elaborados con al menos un 50% de PET reciclado para 2025, acción que es posible gracias al trabajo conjunto con consumidores, gobiernos, recicladores, transformadores, socios embotelladores, ONG y comunidades locales.

Al respecto, Emilia Villamarín, directora de Marketing de Perú y Ecuador, comenta: “como Compañía tenemos objetivos claros para apoyar el crecimiento responsable y sostenible de nuestras marcas. A diferencia del PET verde, las botellas de PET transparentes se pueden convertir en una nueva botella. El propósito de la marca es completar el ciclo de sus propios empaques, que incluye el apoyo a la reciclabilidad de botella a botella, bajo un concepto de economía circular perfectamente cerrado”.

Esta decisión viene acompañada de toda una campaña integral que incluye la comunicación en redes sociales para que las personas conozcan de este cambio en favor de la sostenibilidad, que mantiene su sabor característico de lima-limón de Sprite. En Perú ya se puede disfrutar en su nueva botella PET transparente disponible en las presentaciones: 300 ml, 500 ml, 1 l, 1.5 l, 2 l, 2.25 l y 3 l.


SUSCRÍBETE a InfoMarketing y entérate de las últimas noticias sobre marketing y publicidad. Conoce más en el siguiente link: https://bit.ly/2LJxxjh

Comentarios